Posts etiquetados ‘Colonización’

genes, pueblos y lenguas“Nuestro análisis a demostrado que, en general, todas las grandes expansiones se debieron a innovaciones tecnológicas importantes, sobre todo las que permitieron un aumento de la nutrición, de los medios de transporte o del control político y militar. Las innovaciones responsables de las grande expansiones son las que causan un crecimiento demográfico local, que sigue al desplazamiento de la población cuando la innovación también se puede desplazar. El cultivo de los cereales fue exportado, junto con los propios cereales, a todos los lugares donde se podían cultivar. En Oriente Próximo el trigo era silvestre y se cultivó a principios del Neolítico; su cultivo (junto con el de otros cereales como la cebada y, muy importante, la cría de los animales domésticos más comunes hoy) ocasionó un enorme crecimiento de la población... La expansión se detuvo allí done encontró barreras insuperables, como el mar, o allí donde el trigo no podía crecer  causa de las condiciones ambientales, como el frío en Escandinavia, el norte de Rusia, etc.

En la segunda parte de la Edad Media hubo en Europa un crecimiento demográfico imponente, debido a numerosas innovaciones tecnológicas que tuvieron un efecto económico positivo después de la decadencia causada por la destrucción de las estructuras del Imperio romano con las invasiones de los bárbaros. Esta explosión demográfica y económica quedó contenida dentro de los límites geográficos de Europa, hasta que surgieron innovaciones importantes en la tecnología de los transportes transoceánicos. A su vez, ésos permitieron, a partir del siglo XV, una expansión geográfica a los otros continentes, sobre todo a América, Australia y África. El crecimiento demográfico propiciado en Europa por el desarrollo económico, a finales de la Edad Media, proporcionó el impulso necesario; los descubrimientos geográficos propiciados por las innovaciones náuticas abrieron los espacios libres y dieron lugar a la expansión europea.”

 

 

Anuncios

genes, pueblos y lenguas“Pero en cualquier caso el crecimiento demográfico del último Paleolítico fue muy lento. El final de esta edad se hace coincidir formalmente con el principio de la producción de alimento, es decir, con la agricultura y la ganadería. El nuevo período llamado Neolítico, empezó hace unos 10.000 años. Podemos hacernos una idea aproximada de la densidad de población en el mundo de esa época, ya que poseemos datos etnográficos de la de los pueblos que viven de la caza y la recolección en los tiempos modernos. Si extrapolamos estos datos a la superficie del mundo habitado de entonces, el resultado es entre 1 y 15 millones de habitantes en toda la Tierra (pongamos 5 millones). Si suponemos que hace 100.000 años había 100.000 individuos, la velocidad media de crecimiento en este período sería casi 100.000 veces menor que la que encontramos hoy en los países que antes se llamaban subdesarrollados ( y hoy, por no ofender, se denominan “en vías de desarrollo” 0, más recientemente, “países del sur”, un título más neutro aunque menos preciso. ¿Acaso Nueva Zelanda, Australia y la República Sudafricana son países subdesarrollados?)

Desde que el desarrollo de la agricultura nos libró de las limitaciones impuestas por la naturaleza, nuestro crecimiento demográfico se hizo más rápido. Para llegar a 6.000 millones a partir de 5 millones en 10.000 años, la velocidad de crecimiento de las dimensiones demográficas de nuestra especie solo ha aumentado cinco veces con respecto al Paleolítico. No es un cambio enorme, pero ha tenido lugar sobre todo en los siglos más recientes,  hoy la velocidad de crecimiento está en continuo aumento. Si la situación no cambia, en varias décadas la población puede alcanzar un límite tal que su velocidad se podrá considerar explosiva.”

 

 

genes, pueblos y lenguasLas expansiones en la historia del hombre moderno

Sabemos que el hombre moderno, en un período que empezó entre 60.000 y 70.000 años atrás, alcanzó un nivel de capacidad técnica que le permitió extenderse rápidamente por toda la superficie del globo y adaptarse a la vida en medios muy variados. Para poder acometer esta empresa tuvo que pasar de una técnica más antigua de fabricación de los utensilios de piedra, llamada musteriense, a otra nueva, característica del hombre moderno, llamada auriñaciense… La expansión por el mundo hoy habitado estuvo acompañada de un crecimiento demográfico continuo. A la mayor velocidad de crecimiento conocida en el hombre, la población se multiplica por dos cada veinte años. El crecimiento a esta velocidad puede durar muy poco, yq que en un siglo las dimensiones demográficas aumentarían 32 veces, en dos siglos 1000 veces, y en cuatro siglos un millón de veces. Sería una verdadera explosión. Hoy día más de la mitad de los seres humanos se multiplica a un ritmo cercano al máximo posibles…

La vida humana, hasta hace 10.000 años, estuvo regulada por las costumbres de los cazadores-recolectores, que no producían su comida como lo hacemos hoy (a excepción de la pesca, que sigue explotando casi exclusivamente la producción natural), sino que tenían que contentarse con lo que se encuentra en la naturaleza. Sus costumbres reproductoras, muy oportunamente, les hacína tener pocos hijos, por lo que su crecimiento demográfico era lento. No tenemos una idea precisa del número de individuos que poblaban la Tierra hace 100.000 años, cuando una parte de África estaba habitada por seres humanos bastante parecidos a nosotros, a los que se ha llamado hombres anatómicamente modernos. Según ciertos indicios, basados en la variación genética que se aprecia actualmente, se ha podido calcular con distintos métodos que el nivel demográfico de la población humana se situaba entre 10.000 y 100.000 individuos. Este es tambien el tamaño que mantiene a una especie como la nuestra fuera del peligro de extinción.

El crecimiento demográfico, que empezó en el lugar de origen, se propagó rápidamente. Al final de la expansión debía de haber por lo menos cinco veces la población inicial, si consideramos cada continente como equivalente a los otros cuatro. Pero en ese período hubo muchas innovaciones tecnológicas que probablemente posibilitaron unos valores más altos de densidad de población.

 

Expansión paleolítico

Nota JCG: Este mapa no es del libro.

Mi hipótesis preferida es que además del transporte, el progreso del lenguaje facilitó mucho la gran expansión del Paleolítico. Es posible que los antepasados más lejanos del hombre ya tuvieran una forma primitiva de lenguaje, pero que su desarrollo fuera más tardío y probablemente solo alcanzara con el hombre moderno, antes del comienzo de su explosión demográfica de los últimos 100.000 años, un grado de perfección parecido al de todas las lenguas habladas actualmente.”

 

 

genes, pueblos y lenguasUn tartamudeo muy útil

Casi todos los microsatélites que hemos estudiados on del tipo CA, y su frecuencia media de mutación es conocida. Resulta sencillo, pues, calcular la fecha de la separación entre africanos y no africanos, o sea la fecha en que la primera población africana salió de África para asentarse en Asia. El resultado es unos 80.000 años, de acuerdo con los resultados más recientes calculados con casi 100 microsatélites.

 

 

genes, pueblos y lenguasLas etapas de la colonización del mundo por parte del hombre moderno

Cuando el hombre moderno salió de África, probablemente entró primero en Asia. Hace 100,000 años es la fecha aproximada para la ocupación de Oriente Próximo. Pero ¿cómo llegó a la parte oriental de Asia? Pudo recorrer la costa de Arabia, y luego la de la India, hasta el sureste asiático. Desde allí el camino se ramifica; hacia el sur, a Nueva Guinea y Australia, y hacia el norte, a China, Japón y por último Beringia y América.

La separación entre el sureste asiático y Australia se puede remontar, pues, a 60.000 años atrás.

La entrada en Europa, probablemente a través de Asia occidental, es algo anterior a la desaparición del neandertal, y data de unos 40.000 años. La entrada en América, sin duda desde el noroeste asiático a través de Alaska, es la más difícil de datar. Los científicos sugieren fechas muy distintas para la primera entrada en América, que van de 15.000 años a 30.000 e incluso 50.000.

Continentes Distancia genética Primera fecha de ocupación (miles de años)
África-Asia 206 100
Asia-Australia 101 55
Asia-Europa 97 43
Asia-América 89 15-50

 

Las tres primeras distancias genéticas corresponde más o menos al doble de la fecha de ocupación; la media de las tres proporciones: distancia genética dividida por el tiempo de evolución (2,02; 184; 2,26) es 2,05. En lo que se refiere a América, las fechas no son satisfactorias, pero 15.000 años parecen demasiado pocos. De acuerdo con la proporción 2,05 de los primeros tres valores, la fecha de entrada en América se puede calcular en 89/2,05 = 43.000 años. Conviene puntualizar que probablemente la distancia entre los amerindios y los asiáticos que se recoge en el cuadro es demasiado grande, ya que se basa en los análisis de toda Asia, mientras solo participó Asia oriental. Sería mejor tomar en consideración la distancia entre los asiáticos del este y los amerindios, más pequeña (igual a 66/2,06 = 32.000 años.

Hasta ahora nuestro árbol no plantea problemas; las fechas de ocupación de los continentes están de acuerdo con las distancias genéticas observadas.”